Bien atendida por mi mesero…

Siempre he creído que es mucho mejor relatar experiencias vividas porque se pueden dar muchos más detalles y hacer vivir al lector más plenamente la experiencia que cuando la historia es ficticia…

Esta historia ocurrió ayer, 6 de abril de 2011, fui con unos amigos a un bar al sur de la Ciudad de México, normalmente soy de las chicas que hace reír a la gente, así que como de costumbre, mis amigos estaban muertos de la risa con mis ocurrencias, sobre todo sexuales, las carcajadas de mis amigos hicieron que algunas personas se acercaran, hombres y mujeres, pero no les hacíamos caso, no había ninguno o ninguna mujer que llamara mi atención. Todo transcurría normal, un miércoles de copas y pasarla bien, hasta que nos cambiaron el mesero, el nuevo, era sumamente atractivo, alto, de ojos penetrantes, barba cerrada, rapado, con un tatuaje en el brazo derecho y lo mejor pude ver en su camisa entre abierta que era de pelo en pecho, ¡MI TIPO DE HOMBRE!. Siempre lo he dicho, para mi ver hombres velludos y tocarlos, provoca que en ese mismo instante me moje por completo…

Comencé a hacer uso de mi coqueteo, miradas y a expresarme con mi cuerpo, él respondía, hasta que una de las veces que  se acercó a serviros las bebidas, me levanté y me las ingenie para pasar muy juntito a él y frotar todo mi trasero en su verga, la cual automáticamente reaccionó al roce del mismo.

Pasaron algunas horas, mis amigos seguían bebiendo, yo dejé de hacerlo tenía mi tanga completamente mojada,  y mi vagina palpitante y todo gracias a mi me mesero, que ahora él me restregaba su pene en la espalda dónde fuera, hasta que no aguante más le hable al oído y le dije, tengo condones en mi bolsa y quiero que me cojas ya mismo!!

Tomo mi mano y vi que íbamos en dirección a los baños, pero no era así, al llegar a éstos doblamos hacia la izquierda abriendo una puerta roja, le pregunte hacia donde nos dirigíamos y el puso un dedo en mi boca, como diciendo calla y sígueme.

Llegamos a otros baños, supongo que el de los trabajadores del bar, entramos al de hombres; me percaté que había algunas chicas y vi a una de ellas arrodillada, chapándosela a un tipo. Las demás personas que ahí estaban, actuaban como si fuera lo mas normal, y supongo que ese fue el motivo por el cual no prestaron mucha atención al verme entrar.

Mi mesero me hizo entrar en uno de los cubicuelos que hay en los baños, y con la puerta abierta empezó a besarme. Su lengua se confundá con la mía, mientras me agarraba las tetas por encima de la blusa, bajo mi blusa con todo y brassier, quedando mis senos al aire. Luego sentí que con su mano jalo mi tanga empapada hacia un costado y metió su dedo índice en mi vagina.

Yo estaba sumamente empapada, mi clítoris estaba más erecto que mis pezones y mi vagina palpitaba alrededor del dedo índice de mi mesero. El siguió metiendo sus dedos y en un momento me volteo hacia la pared, haciendo que apoyara mis manos en ella. Se arrodillo y me bajo la tanga, procediendo a chuparme la vagina. Yo no podía mas, mi vagina exigía ser penetrada, el se puso de pie y se saco su pene. Me tomo por los cabellos para voltearme y arrodillarme ante él y chuparle su deliciosa verga, antes con mi lengua recorrí sus huevos, el tomo su verga con las manos y me la introdujo entre mis labios, empecé a mamársela enérgicamente, el me sujetaba del cabello y empujaba mi cabeza hacia su pene, como si estuviera cogiéndose mi boca, y yo gustosamente me comía su delicioso falo, el gemía de placer, sus gemidos me excitaban cada vez más por lo que baje mi mano derecho y empecé a masajearme mi clítoris, mientras seguía devorando la verga de mi mesero.

De pronto me levantó, se puso un condón, me volteó y me puso de nueva cuenta contra la pared, se puso detrás de mi, su pene estaba sumamente tieso, duro y lo mejor es que lo tenía exquisitamente grueso, así que me prepare para la penetración que estaba por recibir. Sentí que la cabeza de su verga entraba lentamente en mi vagina, la movía en círculos, cuando sin avisar me penetró de un solo y enérgico empujón…comenzó a bombear muy fuerte, muy rápido, yo no paraba de gemir, cada vez más fuerte, le pedía más y más, mientras el deslizaba sus manos hacia mis senos y pellizcar mis pezones, estábamos ambos disfrutando, sin duda, de una cogida increíble. En la cima de la excitación, introdujo un dedo suavemente en mi ano. Mis gemidos aumentaron, por lo que el continuó jugando con mi hermoso culo …

De pronto sentí un torrente dentro de mi vagina, yo había llegado al orgasmo, 1, 2, 3, 4 orgasmos seguía viniéndome, le apretaba su tiesa verga, se la exprimía, cuando sin ton ni són la sacó para que de un solo empujón, me la metiera por el ano, aumentaron mis orgasmos, el me seguía bombeando en el ano, mientras me metió 3 dedos  en mi vagina,  su ritmo se acrecentó, me sujetó firmemente por las tetas y empezó a encularme con mucho más fuerza. Enculada como estaba, el bombeaba como poseído y yo sentía que me partía en dos.

Mis tetas se bamboleaban de un lado a otro por la fuerza de sus embestidas, y cuando mis ojos estaban blancos por el placer de esa verga en mi ano, hasta que mi mesero no pudo más y se vino por completo en mi ano…. Yo seguía teniendo algunos orgasmos, ya más pequeños, que lo primeros, el se desvaneció y se quedó sentado en los baños, jadeando, con los ojos en blanco y ya con su miembro flácido, salí del baño llegué con mis amigos, por la cara que tenía sabían que Jolie ya se había tirado a alguien, me despedí y me retire del bar muy bien atendida por mi mesero….

Sígname en mi nueva cuenta de tuiter @joliegirl8

8 comentarios to “Bien atendida por mi mesero…”

  1. wow! como siempre este relato te lleva al mundo de la fantasia al ponerme como el protagonista del mismo .. ufff muy exitante tanto que ahorita vengo voy a tirarme a mi mujer

  2. en definitiva por azar del destino es que he llegado a tu blog y vaya que ha sido en uno de los momentos que en lo personal más necesitaba. Jamás pensé encontrar a una persona tan despreocupada y directa para escribir contar y compartir su escencia de vida y si… me he sentido altamente identificado.

    Así que sin más el motivo de estas lineas es decirte que es un verdadero placer y deleite leerte una y otra vez, y encontrar algo nuevo mágico en cada ocasión. Por supuesto no puedo dejar de felicitarte en tu cumpleaños esperando gozes y disfrutes como sólo tú sabes, y reiterarte que tienes ya un fiel seguidor más.

    Un gran y dulce beso

    • Joliegirl Says:

      Gracias cariño, y vaya que sí me la pase exquisitamente bien… Espero verte en mi tl soy @Joliegirl8

      • claaaro que te sigo! y tu no a mi y eso esta mas que bien, pues es un verdadero deleite cada uno de tus twitts!! En cada uno algo nuevo, algo rico y porque no… hasta ADICTIVO, que logra despertar ansia por ver el siguiente, e incluso “fantasear” con algun encuentro fortuito con el fin de vivir y exprimir de cada rincon de tu ser la sexualidad desenfrenada que emanas mujer. no lo puedo negar: miedo de no saber que hacer con tanta pasión y de no quedar a la altura y expectativas de mi ninfomana favorita. =)

        Me limito a enviarte un largo y humedo beso para tu ser de tu ahora declarado fan

  3. Y ¿ por que ya no te hemos visto en twitter?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: