Mi nuevo primo….

Con motivo de mi trabajo, algunas veces debo viajar bastante y la mayor parte de las veces, por las distancias lo hago por avión…


El martes pasado tuve que viajar de la Ciudad de México a otro estado de la república, para luego de unas reuniones, seguir el viaje a otra ciudad del interior.


Noté a un hombre sumamente atractivo que estaba haciendo el check-in en el mostrador de las aerolíneas, por lo que trate de llamar su atención, fingí que no podia mover mi maleta, y como ustedes sabran que esas cosas de esos utensilios, tienen la maldita costumbre de que siempre una de sus ruedas, se traba y es difícil hacerla correr. Mi Plan funcionó el se acercó y me ayudo con la maleta, me cedió su lugar y el se puso hasta el último lugar en fila de los pasajeros; sin antes haberle dado las gracias, y por supuesto le sonreí, después lo ignoré para ver si mi coqueteo había dado resultado.


Cuando llegué al mostrador, le solicite al joven del check-in que si me podia cambiar de lugar, unto al chavo que me había ayudado con mi maleta, ya que era mi primo, pero me cedió su lugar, como buen cabellor que es y para evitar que la gente se molestara, el decidió ponerse en el último lugar de la fila.


El empleado se fijó y me dijo: Señorita el asiento que le di tiene el del al lado ya asignado, le importa si lo cambio de lugar?
Por supuesto que acepte, no importa donde me mandara, con tal de poder viajar junto a ese hombre tan guapo.


Me terminó de atender y me retire del mostrador, quedándome cerca para que ver que pasaba.
Cuando le toco ser atendido, veo que en un momento, el empleado me señala, el se da vuelta y me mira sorprendido, pero no dijo nada y terminó su despacho.


Se volvió hacia mí, y al acercarse me dijo con un sonrisa, “Así que somos, primos?”, no te había reconocido”, mientras se largaba a reír.


Conversamos un momento, pero llamaron a embarcar y fuimos ingresando al avión, me dió a elegir si quería ventanilla o pasillo y eligí ventanilla. Durante el viaje intente seducirlo, pero el no se dejaba, hablamos bastante, pero el había instalado como una barrera, que detenía cada uno de mis avances. Al llegar al destino, cosa que me pareció más rápido que de costumbre, ya sabía que él también viajaría hacia mi destino final, en unos días, así que nos intercambiamos los celulares, para ver si podíamos combinar para viajar juntos, ya que ni el, ni yo sabíamos cuanto tiempo nos demoraríamos en nuestras ocupaciones.
Me llevó con su taxi hasta mi hotel, y al descender, con una sonrisa lo despedí diciendo. “ espero tu llamada, primito, para salir”.


Ese día tuve que participar de varias reuniones, pero llegada las 6 de la tarde, todo el mundo se fue retirando, y como yo, todavía debía tener una reunión más por la mañana siguiente, decidí llamarlo, para ver si saliamos, yo estaba sumamente excitada, llame a su hotel, puesto que ya sabía dónde se alojaba pero no la hallé, así que deje el recado, diciendo que luego me comunicaría.


A la hora, y mientras me encontraba duchando, suena mi celular, y era él, que me decía que también se debía quedar hasta el mediodía por una reunión con un cliente y que a partir de allí, podría viajar, por lo que me ofreció para hacer las reservaciones y comunicarme a que hora volaríamos, por lo que me invito a cenar esa noche, me negué, ya que tenía que cenar con un grupo de clientes que me habían invitado, aunque podía verlo más tarde, quise retrasar el pacer, pero le agregué “no te preocupes, que cuando estemos en destino, primito…., tendrás oportunidad de desayunar, almorzar y cenar conmigo, jajajaja”.
Al llegar a mi hotel de la cena, escuché un recado por parte de él,  en el cual me decía que ya había hecho las reservaciones del avión y que había pedido asientos contiguos, empezé a excitarme sentí ganas de tocarme pero, preferí contenerme y espera a que él lo hiciera.


Por la mañana, al estar en las oficinas de “x” servidor, todavía seguía pensando en como me dejaria coger por él, terminadas las reuniones, pasé por mi hotel, retire mis cosas y me dirigí hacia el aeropuerto, al llegar él ya me estaba esperando me dio un beso en la mejilla, y me ayudó como mi maleta para llegar al mostrador. Terminados los trámites, le propuse ir a almorzar, a lo que aceptó y nos dirigimos hacia el restaurante del lugar.


Mientras esperábamos el servicio, me dijo directamente. “ ayer habrás notado que no te dejé avanzar cuando me tirabas indirectas, sucede que me conozco y sabía que si las aceptaba, me podía poner muy cachondo en el avión, y como en el mismo viajaban algunos conocidos, no querían que me vieran en alguna situación comprometida, fue por eso, primita, que no te deje avanzar, pero ahora es distinto, y ya verás cuanto lo es.”

Una vez almorzados, nos acercamos al embarque y el me propuso, esperar a que subieran los demás pasajeros, para él poder comprobar, si en ese vuelo viajaba alguien conocido.
Fuimos de los últimos en subir, y nos acomodamos en nuestros asientos, dejándome pasar hacia la ventanilla, en nuestro asiento de 2, cuando de pronto sentí su mano en mi culo, no le dije nada, y solo sonreí.


Comenzado el vuelo, me tomó la mano y comenzó a acariciarme, mientras que me miraba a los ojos, asomé la punta de mi lengua por entre mis dientes y me acerque para darle un suave beso, el cual provocó que su miembro se disparara, yo al notarlo, dejé caer mi mano sobre su regazo, y con lentos movimientos, de arriba hacia abajo, se lo empezó a acariciar.
Paramos porque vimos venir al personal de abordo, ofreciendo café, y cuando se retiraron, nos dimos otro delicios besoque a los dos nos dejo con la respiración bastante entrecortada. Así continuamos los 45 minutos que duró el vuelo, el aprovechaba el momentao para meter su mano debajo de mi falda, yo le ofrecí abrir más mis piernas para que sintieral lo humeda que estaba, mi humedad que se había trasmitido a mi tanga.


Susdedos, se introdujeron entre mi ingle y el elástico de mi tanga, y me metió un dedo dentro de mi vagina, le respondí con un suspiro y cerré los ojos, mientras que con las manos, me aferraba fuerte a los apoya brazos del asiento. Esto duró solo un instante, ya que había algunos pasajeros que se dirigían al baño del avión, y mi acompañante sacaba su mano, y yo con una sonrisa cómplice, le dije al oído. “que lástima que no seguiste, estaba disfrutando una enormidad…”, pero sonreí más cuando vi que él con mucho descaro, se metía los dedos en la boca, y se los sorbía para poder gustar de mis juguitos.


Al descender en nuestro destino, me pareció que la entrega de maletas duraba una enormidad, pero cuando nos reunimos con ellas, salimos apurados a tomar un taxi que nos llevara a nuestro hotel, al que llegamos rápidamente y donde al registrarnos, pedimos nos dieran habitaciones en el mismo piso.


Una vez que el botones nos dejó en nuestros cuartos y primero a mi, para que se desempacara el equipaje, lo acompaño al de mi nuevo primo que estaba al lado, y cuando el botones se retiró, escuché que gritó: “señor, aquí se encuentra la llave de esta puerta que comunica con el cuarto de al lado, donde se aloja su prima.” Eso debió mercerle una propina adicional, ya que ese detalle, nos evitaría, el tener que andar por el pasillo, entrando o saliendo del otro cuarto -Pensé en mis adentros-. Escuché que giraban la manija de la puerta que me comunicaba al cuarto de mi primom yo ya me había despojado de mi trajecito y estaba sacando la ropa de la maleta…
Cuando sin previo aviso, me tomé desde atrás por su cintura, a lo que di un respingo, al sentir su miembro bien duro apoyado sobre la raya de mi culo, me dejé y me recosté mas intensamente sobre él.


Me hizo dar la vuelta, y al hacerlo vió que tanga era un diminuto triángulo que apenas cubría mi sexo, mientras que atrás, era un hilo dejando mi hermoso culo a la vista. Nos abrazamos con mucha pasión, yo me restregaba hacia él de la cintura para abajo para que su pene friccionara con mi vagina. MIs pezones ya estaban bien parados y desafiantes. Desabroché su camisa, y una vez echo esto, comenzé a acariciar su pecho, jugando con la mata de pelo que lo cubre, me detuve en sus pezones, a los que acariciaba con movimientos circulares, y con pequeños pellizcos, mismos que estaba segura que le producían una descarga como de electricidad que iban desde su cerebro hasta la cabeza de su exquisito pene, el cual ya deseaba salir de su encierro, dentro del pantalón.
Mientras nos seguíamos besando y tocando, me dí la vuelta , me puse al borde de la cama apuntando con mi culo hacia él, el cual comenzó a besar lentamente, lubricándolo, mientras que con sus dedos, me los introducía en mi vagina, la que ya estaba encharcada, también me los introducía en el culo.
Yo volteaba a verlo y vi como uso mis jugos para ponérselos en el glande de su pene, una vez que mi culito ya estaba suficientmente dilatado, sentí como acercó su miembro al mismo y una vez que entro la cabeza, de un solo empellón, lo mandó hasta el fondo de mi ano, golpeando con sus huevos la entrada del mismo.


El comenzó a bombearme yo gritaba de placer, me encanta que me cogan por el culo!! Mientas que me daba unas ligeraspalmaditas que me ponían al 100, empezé a acariciarme el clítoris con mis dedos y él que me tenía tomada de la cintura, seguía empujando hasta el fondo su verga, la que sentía como era apretada por mi esfinter, produciéndole un dulce dolor, pero compensado por oleadas de placer.


En un momento más, aceleré el ritmo, me venía, se lo grité, el sigió bombeando mi culo con su verga, desplomandome sobre la cama todavía con su verga dentro de mi, le pedí que me la dejara adentro, que no me la sacara.Pasado un rato de estar sobre mi, el con su verga inflamada todavía, me la sacó y la colocó junto a mi, aprovechando para hacerme círculos con los dedos en mis pezones, los que seguían estando bien duros, para después succionarmelos.


Decidimos ducharnos y bajar a cenar algo rápido, para poder volver al cuarto y continuar con nuestra sesión de sexo, así que nos dirigimos al baño, donde mientras nos duchamos, aprovechamos para coger parados, mientras el agua nos caía, su verga exquisita entraba y salía de mi vagina provocando que en poco tiempo me volviera a venir y el junto conmigo; nos secamos y quedamos de verns en media hora en el lobby del hotel.


Cenamos en un restaurante a la vuelta del hotel, para estar cerca y regresar, mientras lo hacíamos, platicabamos de vanalidades y pero llegamos a la platica en la que le dije que me encantó que me cogiera por el culo, estábamos frente a frente en la mesa, y el lugar, que tenía una luz muy tenue, y sus mesas eran pequeñas para hacer más intima la cena, mi quité los tacos y usé mi pie para restregárselo en la verga muy suavemente, a lo que el respondió quitándose su mocasín y colocando su pié entre mis piernas, notando que no me había puesto nada debajo de la falda, lo cual hizo que su verga se le pusiera extremadamente dura.


Con una sonrisa le dije: “ te diste cuenta, no, corazón? ”, “me puse así para ti y para no perder tiempo al llegar al hotel…..”.
Nos trajeron la comida estaba deliciosa, pero nosotros estábamos más interesados en tocarnos con nuestros pies, así que luego de tomarnos una botella de vino, no pedimos postre, pero si la cuenta y calzando de nuevo nuestros zapatos, iniciamos el regreso al hotel, tomados de la cintura. Con nuestras respectivas llaves en nuestro poder, tomamos uno de los ascensores y ni bien cerraron sus puertas, nos apretamos y besamos ardientemente, apretando mi sexo contra el suyo mientras el me acariciaba con sus manos las nalgas, y mi vagina que presentaba una lubricación excelente.


Por las dudas al llegar a nuestro piso, hicimos la ceremonia de despedirnos en mi puerta, y el presuroso, entro a su habitación, y se desvistió, procedió a abrir la puerta de comunicación y pasó a mi cuarto. Yo lo esperaba con un camisón totalmente transparente, y sin nada abajo, por lo que se podía admirar todo mi cuerpo…Nos abrazamos con ardor y comenzamos a besarnos apasionadamente, mientras nuestros sexos se refregaban uno contra el otro, y yo comencé a besar su cuello. Deslizo mi camisón de mis hombros y comenzó a besar primero mi espalda descendiendo hasta mis nalgas, separando las mismas con sus manos, y besó mi culito que ya había sido de él, y mi vagina, que a estas alturas ya estaba muy inflamada y palpitante, esperando ser penetrada.
Nos acostamos en la cama y empezó a darme un masaje delicioso con la crema de baño, masajeaba mis hombros, mis senos haciendo círculos con sus dedos. Mi abdomen, ya quería que me tocara la vagina hasta que llegó y empezo a hacer circulos sobre mi boton de placer, que palpitaba al mil, yo gemía de placer, introducía sus dedos dentro de mi cuevita caliente, yo empezé a moverme en circulos, cuando sin más de de un solo envión me metió su verga, sintiendo de inmediato como los músculos de mi vagina se la aprisionaban, coloqué mis piernas alrededor de su cintura para que pudiera llegar más adentro de mi vagina, dimos inicio a un baile, donde nuestras cinturas se adelantaban y retiraban al compás de nuestras embestidas.
“Dame todo tu verga, la quiero toda dentro mío, cogeme con ganas, que yo te voy a dar todo el gusto que quieras…” Cuando sentí que ya no podía más, me abrazé fuerte a él, casí parándome comenzé con una serie de convulsiones, durante las cuales, el sentía como venia en su deliciosa verga, con lo cual, se desplomó sobre mi, sin sacar su pene de mi interior, ante eso, lo hice dar vuelta, poniéndolo boca arriba, me senté en su mi verga, movi mis caderas, su verga seguía palpitando y sentí como iba disminuyendo su tamaño, pero quería sentirlo hasta el final. Cuando hubo calma, me cambié de posición, y comenzé a chuparle el pene de una manera, que en pocos momentos lo limpié de todo rastro de su leche…

Me puse a mamarle la verga de tal manera, que se le volvió a parar, estaba dura otra vez, lengueteaba su glande, lo succionaba, lo apretaba con mis labios, me lo metía hasta la garganta, no importaba cuanto tenía que mamarselo quería y moría de ganas porque terminara en mi boca, cuando ya no pudo más me llenó la boca de toda su leche, lo que no pude tragarme lo puse en mis manos y lo esparcí en mis senos… Esperé a que se quedara dormido, me levanté y pedí desde su cuarto que vinieran por mi equipaje, tomé el primer vuelo que había disponible, regresé a la ciudad, como siempre muy agradecida por el excelente viaje de trabajo…

2 comentarios to “Mi nuevo primo….”

  1. wao que buen relato chica😉

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: