Una transacción gratificante en el Banco…

El banco era pequeño, había un mostrador al fondo y una mesa con dos sillas, varias sillas que tenían la función de hacer esperar cómodamente a la gente, yo llegué con un vestido blanco con muy poca tela, de esos que dejan ver toda la espalda hasta el comienzo de la ralla del culo y lateralmente dejan ver los senos completamente, de escote muy generoso y con dos delgadisimas tiras que terminan en un fino nudo detras del cuello y tan corto que deja ver mis muslos. Había una fila enorme, lo cual era bueno para el propósito que tenía el día de hoy. Siempre había fantasiado con tener sexo en un Banco, así que con el sólo hecho de imaginar que hoy se cumpliría mi fantasía, empezé a sentirme muy excitada, algunas personas me miraban insistentemente, como si en mi frente tuviera la palabra “sexo” tatuada, cuando de pronto uno de los ejecutivos hizo contacto visual conmigo, por supuesto que le sonreí y mordí mi labio inferior, tratando de provocarlo. Seguí en la fila, voltéando a ver al ejecutivo insinuantemente, cuando supongo que ya no pudo contenerse y se me acercó – Señorita necesita auxilio con alguna transacción- sonreí me acerque a su oído, pegue mis senos a su pecho y le contesté -Claro, siempre he fantaseado en tener sexo con un extraño en el Banco, ¿me puedes ayudar?-. El sujeto se puso rojo, no supo ni que decir, por lo que tuve que ser más directa -¿Aceptas ser tú ese extraño?- Quedó asombrado, titubeó un poco y me dijo -Sí, pero tendrás que esperar, te voy a meter a una de las bovedas de seguridad alegando que vas a depositar algo valioso- Asentí y salí de la fila. Me senté en una de las sillas y al hacerlo se me veian las piernas enteras hasta lo mas alto de mis muslos y dejaba ver mi entrepierna aunque no quisiera, el ejecutivo me vió con esa mirada que tanto me excita de los hombres, «me desaba poseer ahí mismo». Esperé como 30 minutos… cuando mi ejecutivo toco mi hombro y me hizo una seña de que lo siguiera. Llegamos a una especie de bóveda, muy pequeña con una mesa de acero en medio, mi ejecutivo cerró la puerta -Me llamo…- tape sus labios con mis dedos -No quiero saber tu nombre, sólo quiero que me cojas-. Se acercó más a mí. Me dirigió hacia la mesa de acero y me sentó, se pegó del todo a mi cuerpo, notaba su aliento en mi cara, su calor, sus latidos y sin dejar de mirarme fijamente a los ojos introdujo su mano por debajo de mi vestido. Noté que una fabulosa erección ya estaba en él. Empezó suavemente a rozar mis ingles, mi pubis por encima de la tanga…Yo ya estaba completamente húmeda, apartó mi tanga y empezó a rozarme el clítoris suavemente. Luego con más fuerza, sin apartar sus ojos fijos en mi expresión. Me besó en los labios al mismo tiempo que introdujo un dedo en mi vagina y lo movía con énfasis. Estaba empapadísima…entonces metió otro dedo y luego otro hasta tres… moviéndolos cada vez más rápido. Yo sentía que me iba, que me moría del gusto. Sus tres dedos se movían habilidosos e intensos dentro de mí. Él miraba mi cara de placer y sonreía maliciosamente. Cuando ya sentía que no podía aguantar más, agachó su boca a mi oreja y susurró: -¿Quieres que te la meta?- Sí- se lo supliqué. Desató las delagadas tiras que sujetaban mi vestido dejando al descubierto mis senos y mis pezones completamente erectos, los comenzó a besar… lamía y mordisqueaba, mientras estimulaba mi clitoris, ya no aguanté más cuando lo paré, le desabroche el pantalón y salió un espléndido miembro, no pude aguantar más y me hinqué para chupárselo. Me introduje su delicios pene en mi boca, estaba tan caliente y dura, lo chupaba gustosamente… Cuando de golpe me tumbó contra la mesa, mis piernas quedaron colgando, me bajó la tanga hasta las rodillas y empezó a meterme los dedos. Notaba las sacudidas en mis paredes internas, y enseguida noté que me iba a venir… – Me vengo… me vengo… Lo miré con cara de odio, ¿qué hacía? No se movía, no hacía nada. – ¿No vas a dejarme así no?- – Así no te vendrás, esto solo acaba de empezar…- Con una mano separó mis labios vaginales, me erguí sobre la mesa abriendo aún más las piernas, quería ver como me penetraba, aproximó su miembro a mi vagina. Pasó la punta de su húmedo capullo por mi vagina, dando círculos pequeños… Y de un sólo golpe me metió su deliciosa verga hasta el fondo. Sacaba medio pene y me volvía a penetrar. Y así sucesivamente… Cada vez más rápido y como lo que hace unos minutos habían hecho sus dedo, empezé a subir por el sendero del orgasmo, de pronto, si previo aviso se salió de mi, me pidió que me volteara e inmediatemente obedecí, volvió a penetrarme, sentí un exquisito escalfrío de tener su miembro caliente y duro abriendo mis paredes vaginales otra vez, rodió con sus brazos mi cintura y se pegó aún más a mi, me embestía frenéticamente, yo empezé a gemir, el me acompañó con sus gemidos… Hasta que ya no pude aguantar más y me empezé a venir, en cuanto el sintió mis contracciones tan fuertes explotó dentro de mi, llenándome de su semen, sentía como seguía metiendo y sacando el pene, masturbandose con mi vagina, mientras yo continuaba teniendo más orgasmos, en un momento paro, se quedó completamente quieto y durante unos segundos solo sentí el bombeo de su pene dentro de mi…. El profundo orgasmo que tuvo, hizo que mi ejecutivo cayera sobre el suelo. Se quedó inmóvil, momento en el cual aproveché para levantarme, amarrar las tiras de mi vestido a mi cuello otra vez… Me balbuceó algo lo cual no le tomé importancia, le dí las gracias, le regalé mi tanga y salí del banco agradecida por la gratificante transacción que había recibido..

3 comentarios to “Una transacción gratificante en el Banco…”

  1. ufff!!! que buen relato ..estuvo exitante, sensual muy bueno … buenisimo .. ahora a esperar con ansia el siguiente saludos y felices cojidas

  2. […] This post was mentioned on Twitter by sexualmx, Joliegirl. Joliegirl said: Listo pajareros, pasen a leer el #Jolierelato~> Una transacción gratificante en el Banco… http://bit.ly/fYE060 […]

  3. Menuda erección me ha provocado una vez más tu relato…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: