Un baño excitante…

Decidí entrar a la clase de gimnasia artística la cual se paga aparte de las demás clases que te proporciona el Gimansio al que voy.

En el Gimnasio, tengo varias amigas pero hay una en especial que me atre, ella siempre ha pregonado ser buga, (yo soy bisexual) pero eso nunca me ha importado siempre he querido estar con ella intimamente. Para mi gusto, ella es bellísima, blanca, ojos cafes, cabello negro, senos firmes y unas caderas que vuelven loco a todos los hombres.Yo por mi parte, no me quedo atrás aunque soy todo lo contrario a ella, rubia, ojos miel, no tengo mucho busto pero se compensa con mi trasero que bastante trabajo me ha costado moldearlo. En fin cuando entramos a la clase empecé a observar a las chicas de ahí, todas nos veían medio raro, acto al que no le di mayor importancia. Nos pusimos el “uniforme” que usaban ahí, cuando noté que a Abigail le daba pena, así me lo dijo, por que era un leotardo negro de lycra, pero en cuanto se lo puso me quede con la boca abierta, se le veía muy bien. Le ajustaba perfectamente al cuerpo. La maestra empezó a ponernos ejercicios de estiramiento. Cuando la vi sentada con ese pequeño leotardo y las piernas totalmente abiertas en compás no pude evitar sentirme excitada, fue una imagen muy erótica. El ver sus hermosas piernas, bien torneadas, sus muslos, sus pechos, perfectamente bien marcados por el leotardo, me sentí sumamente atraída por ella. Después nos pusieron un ejercicio para abrir mas el compás, se trataba de sentarse una frente a la otra con las piernas abiertas e ir empujando las de la compañera, me encantaba estar cerca de ella y ella de mí, ya que cada vez nos acercábamos más. Me di cuenta de que ella me veía con una mirada algo morbosa la entrepierna, lo cual me excitó.

Terminamos el ejercicio y después nos fuimos a los vestidores, nosotras fuimos las ultimas en llegar al vestidor ya que nos quedamos platicando con la maestra acerca del costo de la inscripción y el uniforme. Al llegar al vestidor Abigail y yo, había varias chicas semidesnudas y como ya me conocen, les dije a las que eran mis amigas… ¡¿SI NOS TOMAMOS UNAS FOTOS SEXYS EN ROPA INTERIOR?! Sólamente 2 de ellas aceptaron, les causo emoción móstrarselas a su pareja… Por otra lado, la verdad es que se me ocurrió esa idea, con el único propósito de ver a Abi en ropa interior. Primero me desvestí yo, traía una tanga en color blanco muy linda y el top del mismo color, ella traía un bóxer rosa y el brasier blanco, se veía muy bien, una vez que tomamos las fotos, las demás chicas se vistieron y nos dejaron solas, entonces fue que me acerqué y le dije que me había dado cuenta como me estaba observando mientras me abría de piernas, ella se sonrojó y no supo que contestarme, me dió la espalda por que le dió mucha pena el que la haya descubierto… puse mis manos alrededor de su cintura, ella estando de espaldas y puse mis senos calientitos cerca de ella, le susurré al oído que me encantó que ella me estuviera viendo. En ese momento no supo que hacer, se puso tan nerviosa que le empezaron a sudar las manos. Me acerqué, le dije que tenía mucho calor por el ejercicio y que lo mejor era meternos a bañar para bajarlo y por supuesto asearnos. Había una sola regadera disponible, así que le propuse que nos bañáramos juntas. Impresionantemente, ella aceptó… Eso era música para mis oídos… Ví esa mirada febril, que es tan distinguida en nosotras las mujeres, cuando estamos excitados, lo cual me dió luz verde para hacer lo siguiente… Le quite el brasier lentamente mientras recorría mis manos por sus pechos, los apretaba, los masajeaba y pellizcaba sus pezones, al mismo tiempo besé su espalda, desde la nuca hasta donde empieza la cadera, pasaba mi lengua y saboreaba cada parte de ella. Ella estaba excitadísima, siempre supo que me atraía, pero yo me detuve por no perder la amistad con ella, seguí en lo mio, empezé a besar sus nalgas, y entonces ella tomo las mías y me dijo que siempre le habia gustaba como se me veían cuando caminaba, esto me excitó tanto… que empezé a acariciar las de ella por encima de su boxer, dezlizándoselo poco a poco, hasta despojarla de el, ella estaba de frente contra la pared y yo detrás de ella arrodillada besándola y mordisqueando suavemente, mientras yo me masturbaba. Cerró los ojos y se dejó llevar por el momento y la excitación de que nos descubrieran. El agua caía por nuestros cuerpos mientras la volteaba y le daba sexo oral, apoyo una pierna sobre mi hombro y acercaba mi cabeza hacia su vagina. Al mismo tiempo que le lamía el clítoris metía mis 2 dedos lentamente por su vagina, lo cual hizo que llegara a su primer orgasmo.Acaricie sus piernas y las recorría con mi lengua, las besaba y me frotaba los senos contra ellas. Me incorporé y la besé, su lengua y la mía se movían como 2 serpientes librando una fiera batalla, ella empezó a acariciar mis nalgas, besaba mi cuello, mis senos, succionaba mis pezones mientras me metía 1 dedo en mi vagina, yo me retorcía de placer y gemía cada vez mas fuerte conforme iba aumentando el ritmo de sus dedos, nos empezamos a masturbar mutuamente hasta que llegamos al orgasmo. Pude sentir como sus jugos se escurrían por mis dedos junto con el agua caliente de la regadera, ella no perdió la oportunidad de regresarme el favor y darme el mismo placer oral que yo le había dado, metió su lengua por mi vagina, jugó un poco con mi clítoris mientras que con mi mano derecha acariciaba sus senos y con la izquierda la masturbaba, no tardamos mucho en alcanzar un glorioso y fuerte orgasmo, en realidad… en mi caso, fueron varios.Su corazón latía con fuerza, sus pezones estaban duros, me veía y me acariciaba el rostro mientras que su respiración se normalizaba, yo respiraba su aliento y ella el mío, me abrazó y pude sentir sus pechos contra los míos, era una sensación deliciosa. Nos acariciábamos de tal manera que pude sentir como cada parte de mi cuerpo se aferraba a ella.Fue increíble, después de ese momento tan bello la besé tiernamente, ella seguía con el espasmo del orgasmo… cerré la regadera, salí de la misma, le dí la espalda y con una sonrisa en mi rostro me despedí de ella agitando mi mano…

2 comentarios to “Un baño excitante…”

  1. wow !!! que buen relato …ufff que derroche de sensualidad y pasion
    saludos

  2. Muy buena anécdota…me hace pensar… si la recuerdas a menudo…o cada vez que te duchas, y si es asi ?….que pasa cuando las gotas de agua recorren por tu piel ?….te excitas tanto de tal manera que empiezas a recordar esos momentos tan intensos y eróticos ?…te mojas y no precisamente por el agua ….ahora… solo me queda imaginar todo ese placer tan delicioso….lleno de sensaciones tan ricas…mmm…creo que para ti la ducha ya nunca sera igual, no es asi ?…ahora me despido.

    Gracias por un buen relato una vez mas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: