Fotos y mi deseo satisfecho…

Siempre mirando desde esa ventana… Alta y sin reflejar que había en su interior. Probé desde la mas barata hasta la mejor y mas cara de todas las cámaras fotográficas para ver quien vivía allí y porque no había forma de revelar que había detrás de esas paredes.
Lógicamente, ninguna cámara y ningún lente pudieron penetrar ese cristal oscuro y que devolvía la imagen que estaba frente a si, es decir, mi rostro cubierto por una cámara…
Me pregunte si detrás de ese vidrio espejado habría alguien que me espiara y viera que intentaba ver a través del vidrio. Y como, si era así, aun no me había delatado o llamado a la policía.

Enloquecia por ver detrás de esas paredes, como el resto de ese edificio. Había de todo, gente rara cortandose partes del cuerpo, gente rica y con gustos caros, familias numerosas, familias chicas. Todos los panoramas que podías imaginar… Pero nunca vi nada de sexo, ni un beso en las paredes de ese edificio… Era todo muy frío, sin emociones, sin pasiones, nada candente. Quería encontrar algo revelador, algo que en mis fotografías al verlas quitaran el aliento…

Es entonces que, un día, mientras caminaba por las calles llenas de gente, encontré un anuncio que decía: “clases de Pole dance”. Me dio curiosidad saber que era Pole Dance, pues nunca había escuchado dicha palabra. Tome una pluma de mi bolso y anote la dirección en mi mano.

Una vez que llegué a casa, pase la dirección a un papel y por primera vez, note que la dirección era justamente la del edificio del frente, sin embargo, nunca había visto a nadie bailando de alguna forma en alguno de los pisos…

Decidí ir a la recepción del mismo y preguntar:
– Disculpe, tengo entendido que en este edificio se dan clases de Pole-Dance?
– Si, ultimo piso. La única puerta del mismo.

Subi por el ascensor, que con sinceridad era de un lujo algo exuberante. Conmigo subió una pareja que se besaba tan apasionadamente que me resultaba incómodo aunque no pude evitar la idea de pensar en sexo… Eran jóvenes pero no lo suficiente como para vivir juntos… Se bajaron en el anteultimo piso en donde rápidamente tome mi cámara fotográfica de instantáneas y saque justo una foto que agregaría a mi collage de deseos sexuales 1. Ambos salieron besándose y tocando partes erógenas del otro. Una fotografía bastante sexual, al menos para lo que yo, estaba acostumbrada a ver.

Cuando llegue al ultimo piso, toque la puerta pero nadie respondió. Fue entonces que me percate de que había música y la puerta estaba entreabierta, por lo que la abrí.

Me encontré con un escenario que jamás había visto. Muchas mujeres con poca ropa, un top y unos shorts que dejaban ver parte de sus traseros, todas bailando de manera sensual sobre un tubo, guiadas y corregidas por una profesora mucho mas que sexy. Tenia unos ojos verdes que te hacían decir “SI” a cualquier cosa que te preguntaran. Lo curioso fue que me di cuenta de esta sensación y jamás había creído que mi sexualidad no era en un 100% hetero. O al menos esa mujer me hacia sentir así. Tenía unos senos grandes que sobresalian de su pequeña figura, y un trasero grande y curvilineo que hacia desear golpearlo…
Esa mujer me llamo y me dijo que participara pero que primero debía cambiarme para no estar tan apretujada en mis ropas. Me hizo una seña, y yo, la seguí.

– Tu eres la que quiere ver mas desde una ventana no? No olvidaría jamás ese rostro.
Con una vergüenza increíble, y evitando su mirada respondió: “Sí, lo lamento, pero me daba curiosidad”
– No te disculpes, me ha resultado un juego bastante atrayente y sexy- Me respondió mientras se acercaba con lo que parecían movimientos de gato y seductores. Al estar a un paso mio, me empezó a desabrochar la blusa que tenia, y aunque quisiera no me podía resistir. Me tenia a sus pies, sus manos y a sus labios… Esa boca era increíble, jamás había visto unos labios tan sensuales y besables en mi vida y menos aun había mirado a una mujer.

Quede totalmente desnuda en cuestión de segundos y ante una situación total de sumisión. Fue entonces que el hipnotismo se rompió cuando me di cuenta que esa extraña mujer, con sus dedos jugaba por mi vagina que a esas alturas se encontraba bastante húmeda ante la excitación de ese momento. Pero no me molestaba, se sentía muy bien. Sentía como su lengua ahora jugaba en cada rincón de mi vagina que cada vez se humedecia mas y mas.

De un momento para otro, esa mujer se puso dándome la espalda en la posición del 69 y me obligo a darle sexo oral. Al principio no hice nada, pero a los 5 minutos, llego otra mujer también sensual y tomo mi cabeza obligándome. Era su esclava sexual algo que a mi mente llego a excitar totalmente.

En un momento determinado mi cuerpo se tenso, mis piernas temblaban como locas y salían de mi boca unos gemidos totalmente audibles… Había tenido un orgasmo y la mujer complaciente se reía. A los pocos segundos, aplaudió una vez y apareció un hombre cuyo cuerpo era escultural, gran espalda, unos abdominales increíbles, y un miembro cuyo tamaño hacia mucho no veía. Era bien ancho, y también bastante largo. Esa visión, hizo que me exitara aun mas. El hombre sonrió. Una de las mujeres se retiro de la habitación, pero la otra, encontro entre mi ropa mi cámara fotográfica instantánea y comenzó a tomar fotografías de la escena. Pero nada me intimido, Quería ese cuerpo, Quería ser su esclava cuanto quisiera, simplemente Quería fornicar, quería ser poseida por cada parte y agujero que tuviese, sentirme de alguien aunque sea por un rato.

El hombre saco su sonrisa de la cara y tomo mi cabello tirandome al piso de rodillas. Pronto entendí que quería, sin embargo sentía rechazo, no quería hacer lo que el deseaba. Sin embargo, tiro mi cabeza para atrás produciendome dolor, un dolor que mezclado con la excitación hacían todo mas interesante y sentía aun mas mi vagina húmeda. Ese dolor hizo abrir mi boca y en ese instante el hombre a la fuerza me metió su pene grande ya mojado entero por entre mis labios. No me pude resistir y tuve que chuparsela, succionar lo mas que pudiera para que terminara cuanto antes, pero a los pocos minutos, quería mas.

De a ratos veía como el flash de la cámara surgía con una foto atrás de otra pero no me importó. El hombre movía ahora sus caderas y la metía mas y mas profundo en mi boca. Hasta que se canso y me tiro al piso, en donde el se me tiro encima y me penetro por la vagina mientras estaba de espaldas a su cuerpo. Sentía un pequeño dolor placentero y entonces empecé a sentir como ese hombre me penetraba cada vez mas profundo, me embestia con una brutalidad exquisita y en el espacio mis gemidos hacían eco. Sentía como salía y me la volvía a meter, como me pegaba en el culo con una intensidad que me hacían sentir tan puta y eso me volvía loca, me encantaba, me llenaba de placer y de querer mas y mas.

Se dio cuenta de ello y nuevamente me hizo chuparla, llena de mis jugos y partes de los de el, una vez que la tenia limpia, me puso en cuatro apoyada sobre una silla, me escupió en el ano y me penetro sin mas. El dolor inmenso que sentí se apoderó de mi y pronto mis ojos se llenaron de lágrimas y salio un grito de mi boca que no pude evitar. Fue ahí que vi el flash…
Me penetro una y otra vez, cada vez me cogía mas rápido y profundo y seguía doliendo, hasta que deje de sentir dolor. Pronto ese dolor se convirtió en placer. Llegue hasta tener 4 orgasmos mojando mis piernas…

El hombre ya estaba mas tenso y me agarro del pelo metiendome su pene en mi boca acabandome toda entre la boca y mi cara mientras me sujetaba con fuerza del pelo…

Tan pronto acabo, la mujer me entrego las fotos y me dijo: “Ahora tenlas y no regreses”.

Lo único que agarre de mi ropa, fue el tapado que cubria toda parte de mi cuerpo y tome la camara y las fotos y sali corriendo.

Una vez que llegue a casa, cerre las cortinas y decidi nunca mirar de nuevo hacia alli. Lo próximo fue un baño y una vez que termine el mismo, fui hacia las fotos y vi como las emociones del momento recorrian mi cara, cara de deseo, de miedo, de dolor, de exclavitud… Simplemente eran fotos extraordinarias, sexuales y violentas a la vista, todo lo que yo habia estado buscando antes y que no encontraba..

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: